¿QUÉ ES LA CAVITACIÓN?

La cavitación es una técnica no quirúrgica para eliminar la grasa localizada mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia, que se aplican sobre la zona donde se concentra la grasa para disolver las células adiposas desde su interior. Posteriormente la grasa se elimina con la orina o a través del sistema linfático. Esta técnica se utiliza para eliminar la piel de naranja devolviendo el aspecto normal a la piel de las zonas tratadas, al mismo tiempo que mejora la circulación, se eliminan toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.

También se utiliza especialmente en el posparto ya que a veces resulta difícil eliminar la grasa que durante el proceso de gestación se ha ido acumulando en determinadas zonas del cuerpo. Está desaconsejada durante el embarazo y para personas que tengan enfermedades graves como cáncer, insuficiencia hepática o que lleven marcapasos.

La técnica de la cavilación es mínimamente invasiva, por lo que resulta una técnica muy segura. 

Se recomienda beber mucha agua durante el tratamiento para potenciar la eliminación de la grasa mediante la orina, y acompañar el tratamiento de una dieta saludable y ejercicio físico.

Las sesiones de cavitación suelen tener una duración de unos 40 minutos y recomendamos entre 8 y 20 sesiones (dependiendo de la persona) para que el tratamiento sea realmente eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al continuar utilizando este sitio web, acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra Política de Cookies.    Ver
Privacidad